Posted on por

Super Circuito en Gimnasio 398 por los niños de Paria

_MG_9179

Y fué este sábado 26 de octubre cuando culminamos la gira de gimnasios para la recaudación de fondos con el propósito del gran proyecto una sonrisa para los niños de paria, en el Gimnasio 398 el cuál cada año nos abre sus puertas para contribuir con esta noble causa.

Esta vez, la dinámica de la actividad consistió en un super circuito distribuido en 5 estaciones de ejercicios: Heat, liderado por Lincoln Fortin, Spinning por Fernando Acevedo y Alfonso Calabrese, Workout por Alberto Salazar y Armando Figueroa, TRX por Newton Méndez y Álvaro García y Bootcamp con los enérgicos Alejandro Vidal y Luis Enrique García, gracias a los espacios que este gimnasio con su gran estructura pudo proporcionarnos, en unión al grandioso equipo de instructores distinguidos por su desempeño en cada una de estas disciplinas, los cuales dieron lo mejor de sí para poner en movimiento extremo a los participantes dispuestos a dar también lo mejor de ellos y por supuesto una música energizante liderada por Claudio Pagavino para animar cada uno de los movimientos que circulaban en ese lugar.

Antes de iniciar, el vicepresidente de la fundación Alejandro Díaz dió la bienvenida y agradeció  a los asistentes por su participación y colaboración a la fundación. Acto seguido se anunciaron las reglas de la actividad organizando a las personas en 5 grupos cada uno de ellos para cada estación de trabajo.

Fueron dos horas de intensidad máxima en el 398, cada 20 min durante dos horas, los participantes salían de una estación para incorporarse a otra tal y cual estaba diseñado el circuito.

Culminado el trabajo físico, para recuperar el desgaste calórico,  esperaban  a estos grandes atletas un banquete de exquisitas tortas, ponqué, chocolates y una ensalada de fruta de dioses elaboradas por parte de algunas alumnas del 398, a ellas les damos las gracias por tan agradable gesto.

La Fundación Reto Aguas Abiertas agradece inmensamente a todos los que hicieron posible esta actividad, especialmente a nuestro mas que amigo y aliado Alberto Salazar, al Gimnasio 398 por su receptividad y apoyo incondicional, a la planta de instructores que dedicaron su tiempo y destrezas con su mejor disposición, al DJ y amigo Claudio Pagavino y como siempre, a los fieles colaboradores y miembros de la fundación.